.

Estamos encerrados en una caja redonda.

domingo, 20 de junio de 2010

Señales

Un tema digno de charlar con una amiga, pero ya con la amiga lo charle!, es que aveces soy media desprolija y como que hay acciones que uno hace que para la mayoría de los paisanos significan algo, para mi no, pero uno tiene la intención que no signifique nada, la cuestión acá es el cepillo de dientes, opa los desequilibre a todos, si si el cepillo de dientes, el chico con el que estas te invita a la casa y vos vas y sabes perfectamente que no es para ver la repetición de la Canosa a las 3 de la mañana, entonces ahí estaba mi tema, por las dudas llevo el cepillo de dientes, y ahí salto mi amiga cómodamente tirada en mi cama, Sol ni da que lleves cepillo de dientes, es como que das por sentado que te vas a quedar a dormir, y si, yo daba por sentado que me iba a quedar a dormir, y si no me quedaba a dormir el cepillo de dientes viajaba, no estaba llevando un adoquin de 10 kilos en la cartera, yo sentía que había matado a alguien con el cepillo de dientes, pero bue, me lo prohibió porque resulta que si vos caes y sacas el cepillo de dientes la primera vez que vas a la casa puede asustar a la otra persona, como si entrelineas te estuvieras adjudicando un permiso que todavía no tenes, supuestamente estas tan de prestado que no podes pensar en lavarte los dientes, la cosa es así, tanto quilombo por un cepillo de dientes, cuestión que no lo lleve y me quede a dormir, después de todo yo tenía razón, claro él no se asusto, pero yo haciendome buches (que FEA la palabra buche, perdón) con la pasta dental no daba, cuestión que la segunda vez que fui, me lleve el cepillo de dientes, y le avise, no te asustes, no me quiero casar con vos, solo me quiero lavar los dientes, algo tan sencillo como eso.

El que avisa no traiciona

¿Capaz él se quería casar conmigo y yo la cague?

4 comentarios:

Ignacio Vanini dijo...

Es muy gracioso enterarte de que hubo una discusión alrededor de un cepillo de dientes. Ustedes dos discutiendo si el cepillo tenía o no que ir, al final seguro iba a estar en la cartera y si era necesario lo sacabas o no y problema resuelto.

Mr. X dijo...

No entiendo igual porqué le tenías que avisar que habías levado el cepillo de dientes. El 99.8% de las mujeres van con el bolso/cartera cuando van al baño y lo que se encuentra dentro de el, es uno de los misterios del universo que, triangularmente con el triángulo de las bermudas mas de una tiene un cepillo de dientes. La otra, como he conocido a una amiga hacer (Aunque depende la persona, obvio) le usó el cepillo al susodicho/a. Total, un fluido mas, un fluido menos...

Mr. X dijo...

Entiendo tu punto y entendí lo que quisiste poner, pero sigo sosteniendo que no tenias porqué abrir la cartera/bolso y mostrar el cepillo; de última podías cubrirlo con algo para que en caso de tener que abrir dicha cartera/bolso no se note que tenes un cepillo de dientes! AH! Y me olvidé de decirte que yo siempre llevó un desodorante y un cepillo y pasta de dientes en el bolso ¿Demasiado freak?

ceci dijo...

Bueníiiiiiiiiiiiiisimo dilema. Solución: yo tengo uno portátil de esos con tapita, que va siempre en la cartera. Entonces: oh, sale, y no te apesto al tinto de anoche!!! Otra cosa; qué gracioso que al día siguiente sí llevaste un adoquín de 10 kilos (de yeso) en el bolso!!!